“Pequeñas” exposiciones que no hay que perderse esta primavera en Madrid

share on:

Nuestra colaboradora Candela Igualador nos ha preparado una primavera de lo más cultural y alternativa contándonos las exposiciones que no nos podemos perder y que seguro que no habéis visto, pues no son nada típicas…

Alejadas del famoso Triángulo del Arte, podemos disfrutar “pequeñas” exposiciones que nos van a emocionar. Además, todas son GRATIS y no son multitudinarias. Al contrario, en algunas tendremos verdaderas obras de arte para nosotros solos.

Ángelas de Denise de la Rue

El que no conozca la Ermita de San Antonio de la Florida va a tener una suerte doble. Ver los frescos de Goya, “dialogando”, como dicen ahora, con las fotografias de Denise de la Rue. Sus ángelas se camuflan entre las figuras del genial pintor. Pero es que además la instalación incluye un gran espejo (un poco roto) que cubre todo el suelo de la pequeña ermita. Asomándose a él puede uno creerse Alicia atravesando el espejo. Un mundo mágico nos espera. El cristal nos permite perdernos por el mundo casi onírico que se crea con las fotografías y los frescos reflejados. Cuidado con los niños, se pueden caer en el mágico estanque y no volver a encontrarlos….

Podéis disfrutar de ella hasta el 2 de abril. Hay que darse prisa. 

Glorieta San Antonio de la Florida, 5

 Under Cover de Liu Bolin

Es casi imposible que un chino de Pekín conozca a Mortadelo, de Ibañez. Pero este fantástico artista es un maestro del camuflaje y del disfraz. Una veintena de fotografía en las que el autor, u otras personas, se esconden en el paisaje, entre libros, en un quiosco de prensa, en monumentos… Ideal para ir con niños y jugar con ellos a buscar a los personajes ocultos. Además, nunca hay nadie.

Estará disponible hasta  el 20 de abril en la Galería Odalys.

C/ Orfila, 5

 El Viajero Inmóvil de Chema Madoz

El conocido fotógrafo madrileño Chema Madoz es el protagonista de la Quinta Edición de “Miradas de Asturias”. ¿Y cómo es su mirada? Sin salir de su estudio. Viajando con la imaginación. Si conocen Asturias la van a reconocer en cada fotografía en Blanco y Negro. Utilizando todo tipo de elementos cotidianos, consigue plasmar el alma de esa bonita parte de nuestra maltratada España. Mi favorita: la tabla de surf “agro-pop”. Busquen la suya. Seguro que la encuentran. Una vez allí, es recomendable subir una planta (hay escaleras mecánicas) y visitar  el Despacho de Gómez de la Serna. Les va a sorprender.

Tenéis hasta el 16 de abril para verla en el Centro Cultural Conde Duque.

C/ Conde Duque, 9

Clásicos Ilustrados de Fernando Vicente

¡Qué bonita! No hay otras palabras que expresen el sentimiento que transmiten estas ilustraciones. Introducirnos en el mundo de Michael Ende, con “Momo”; ver a Peter Pan y a Campanilla; ayudar a Sherlock Holmes a descubrir a un asesino; sentirse como una de las protagonistas románticas de Jane Austen; compartir el mundo mágico de “Alicia a través del espejo”; o morirse de miedo con “Drácula”.  Todo eso y mucho, muchísimo más, ofrece esta exposición. Es muy recomendable y casi obligatorio, ir con niños o adolescentes. Si visitando estos “Clásicos Ilustrados” sale algún joven lector que quiera saber quien era “Momo” o como un tal Jim descubrió un tesoro en una isla desierta, habrá merecido la pena el desplazamiento.

Podréis disfrutar de la exposición hasta el 20 de abril en la Sala El Águila de la Biblioteca Regional Joaquín Leguina.

Calle de Ramírez de Prado, 3

Campano en Color

Sólo conocer el lugar donde se ofrece la exposición, merece la pena el desplazamiento. En este caso el continente es tan interesante como el contenido, lo mismo que en la Ermita de San Antonio de la Florida. ¿Cuántas veces puede uno meterse en un depósito de agua de principios del S.XX? Pocas. Y si encima penden de sus muros las preciosas fotografías  del madrileño Javier Campano, mejor que mejor. Campano fotografía lo habitual, lo que vemos todos los días, que después de atravesar la lente de este madrileño genial, cobra un sentido diferente. Incluso una señal de tráfico, un paso de cebra, una simple toma de agua. Cuando salgamos de allí, nos parecerá distinto todo lo que nos rodea. Y arriba del todo, en el depósito que parece un ovni, un entretenido documental nos permitirá descansa, relajarnos y conocer más a fondo al artista que es Javier Campano.

Está disponible hasta el 16 de abril en el Canal de Isabel II.

C/ Santa Engracia, 125

share on:

Deja un comentario

share on: