Pambao: el street food chino llega a Madrid para quedarse

share on:

Foodies, glotones y demás amantes de la gastronomía en todos sus aspectos, abrid bien los ojos  (y la boca) porque ha llegado a Madrid el templo de la comida callejera asiática: Pambao (C/ Alameda, 1).

Los más gourmeteros intuirán en qué consiste, pero para los que no, os explicamos qué es el pan bao: se trata de una especie de “mollete” de origen chino preparado al vapor. En su gastronomía es el plato estrella de la comida callejera asiática. Pues bien, los chicos de Pambao quieren ser pioneros y convertirse en el epicentro de este bocado tan apetecible.

Puede que penséis que solo está pensado para los amantes de la comida china o para los que buscan sabores más atrevidos… Eeeeeerror, porque incluso si tenéis un padre que no sale de los platos más castizos acabará cayendo a sus pies.

pambaoscombo5

¿Por qué? Pues porque como en aquel anuncio del refresco de cuyo nombre no quiero acordarme, han pensado en todos: en los bajos, en los altos, en los rubios, los morenos… Y han fusionado a la perfección el delicioso panecillo con lo mejor de nuestra gastronomía, dando lugar a combinaciones tan gastrorgásmicas como el pan bao con pulpo gallego con salsa tzatziki, el de foie con cebolla caramelizada y quicos o el de costillas a la barbacoa con tierra de avellanas entre muchos más. Además, nos han chivado que dentro de poco actualizarán su carta, ya que su premisa es estar a la última de las novedades gastronómicas.

dimsumespinacasalacrema

Suponemos que después de ver las posibilidades irresistibles que ofrecen no nos queda decir mucho más para convenceros, pero por si las moscas, tenéis que saber que por unos 10€ (a no ser que tengáis un estómago sin fondo) podéis comer variado, rico y sano. Sí, también sano, porque la forma de preparar los baos apenas les aporta calorías. Y aunque nosotros somos de los que pensamos que lo más importante de un restaurante es la comida, también se han encargado de alegrarnos la vista con el local, que es bastante bonito…

¿Os hemos abierto el apetito? ¡Perfecto! Porque esa era justo nuestra intención…  

share on:

Deja un comentario

share on: