Rincones discretos de Madrid para “hacer manitas” sin que te pillen

share on:

Hay veces que algo tan sencillo como “echar un kiki” en una cama se convierte en una misión imposible. Ya sea porque vives con tus padres o porque te incomoda que tus compañeros de piso escuchen tus gemidos (estar a solas puede ser más difícil que pellizcar a una pared). Por eso hemos elaborado esta lista de “picaderos” donde poder saciar el calentón con la adrenalina por las nubes y con un bajo (¿?) riesgo de que te pillen. ¿Falta alguno?

Love Rooms de Luxtal

Sí, no te hagas el/la sueco/a, que seguro que sabes qué es eso de una “love room”. Luxtal ofrece sus habitaciones por horas tanto en su sede de Balboa (C/ Nuñez de Balboa 116) como en la de Cuzco (C/ Juan Ramón Jiménez, 8). Ambos tienen habitaciones con todo tipo de accesorios para que lo pases más que bien, como camas enormes, jacuzzis, luces reguladas, espejos colocados estratégicamente… Pero en el de Cuzco han ido más allá, porque tienen habitaciones especiales para poder facilitar el intercambio de parejas. Aunque también tienen una habitación, la Media Luna “Perversa”, para poder practicar el BDSM.

La Complu

Por el día en los baños (por aquello de desahogarse entre clase y clase) y por la noche, les llega el turno a los coches. No, nadie se ha quedado haciendo horas extra. Si tienes la fantasía del quarterback y la animadora montándoselo en la parte de atrás de un Cadillac, este es el sitio.

El Retiro

Hablando de espacios verdes, el Retiro es otro must del escandalizador público. Por ver, he llegado a ver pechos y jóvenes con la bragueta abierta a plena luz del día. En verano es hasta hippie pero en invierno…Sí, hay menos gente pero ¿ponerse a tono a cero grados? ¿Cómo pueden? Seguro que más de uno ha terminado como el de El Resplandor…

Parque del Oeste

No es por ser pájaro de mal agüero, pero ese sitio por la noche es un poquito peligroso y aun así, es uno de los picaderos más populares. Creedme, he visto cosas que jamás creeríais, como a una chica haciéndole la cobra a su ligue con un movimiento de krav maga o a dos jóvenes totalmente en pelotas en pleno noviembre.

Jardines de Sabatini

Vamos a ver, yo creía que esto era un sitio romántico donde como mucho, podías palpar culo. Ingenua de mí. Cuando cae la oscuridad (sobre todo en invierno), los arbustos están llenos de sorpresas.

follar sabatini 2

Méndez Álvaro

Está eso de un amante en cada puerto… O en cada estación de autobuses. Ideal para ese último encuentro de despedida antes de que tu amor o lío a distancia vuelva a su tierra.

El Pardo

La cabra tira al monte y no hay mejor sitio donde no ser descubierto que el campo. Sabéis cómo funciona: le invitas a ver las estrellas en la parte de atrás del coche o tumbados en el suelo, te vas acercando poquito a poco y ¡Tachan! Fundido a negro, como en las pelis.

El cine

No apto para primeras citas. Es un clásico donde los haya. Lo suyo es hacer como nuestros padres y abuelos y situarse en la última fila. Intenta que sea “la sesión golfa” o una hora tonta (como la de comer) para que haya poca gente. Si la película no la conoce ni Peter o es mala, mejor.

follar cine 1

 

share on:
share on: